Islandia nunca quema

Que ISLANDIA NUNCA QUEMA, parece claro después de escuchar a estos cuatro tipos de Reus y Tarragona. Pulcros y educados – de los que dicen “buen provecho” cuando entran en un restaurante – son, además, unos testarudos empeñados en elaborar sonidos elegantes y naturales. Sus canciones tienen tan buena percha que funcionarían perfectamente desnudas aunque, pudorosos ellos, gustan de cubrirlas con un lujoso conjunto felizmente eléctrico. Batería, bajo, guitarras y una voz profunda y de vocación magnética nos hacen aspirar aromas de Postcard, Flying Nun o de cualquier otro lugar que no resulte frío ni distante. No, ISLANDIA NUNCA QUEMA, doy fe. Y es cálida y confortable además.

No han estado nunca en Brisbane pero a veces suenan a Robert Forster, de quien fueron teloneros en Apolo 2, e incluso llegaron a tocar con él Surfing Magazines, de los Go-Betweens. No están acostumbrados a convivir con las tardes lluviosas de Glasgow pero quizás hacen rememorar las mejores melodias de Edwyn Collins y Malcolm Ross. Nueva Zelanda les queda muy lejos pero su pop transmite la misma emoción que ‘Rolling Moon’ de The Chills. El 86 les queda un poco lejos pero bien podrian haber formado parte del catálogo de Postcard o Creation. La historia de ISLANDIA NUNCA QUEMA es bastante más hogareña. Son de Reus y Tarragona, provienen de las cenizas de Inq (con disco editado en Junk Records) y Pupille (cinco discos, dos de ellos en BCore) y les une su devoción por el pop ilustrado de los 80 via The Go-Betweens, Orange Juice o The Triffids, los juegos de guitarras afiladas de Rain Parade o The Feelies, la melodía paisajística de Scott Walker y Stephin Merritt y, de vez en cuando, la locura sónica de Yo La Tengo. Han abierto para James McCann, han actuado en el homenaje a Grant MacLennan en Heliogàbal (con el primer bajista de The Go-Betweens, Peter Loveday, y gente de Fred i Son, Nueva Vulcano, Grande Marlaska, Aias, Nisei o Veracruz) y a Alex Chilton en El Cau, además del el festival e·Plec. El que aquí os mostramos es su primer trabajo discográfico, recién editado por esta casa (Philatelia Records) en vinilo de 7”, que seguro podrá compartir estantería al lado de tus joyas en el mismo formato de gente como XTC, The Monochrome Set o Robyn Hitchcock.

Compra discos de islandia nunca quema en nuestra tienda